sábado, 12 de febrero de 2011

Matar al que mata es el clamor popular



Se llama a marchar el próximo domingo en Popayán y el lunes en Bogotá en rechazo a los policías que asesinaron a la perrita. Está bien que haya indignación y rechazo público, pero por qué no se marcha por los estudiantes asesinados en Córdoba, Silvia Inés Mora Castellanos, Juan Carlos Ariza Castellanos, Margarita María Gómez y Mateo Matamala o por los niños vinculados forzosamente a la guerra, aprovechando que hoy cumple 10 años de trabajo la Coalición contra la vinculación de niños, niñas y jóvenes al conflicto armado en Colombia o por los miles niños menores de 5 años que mueren anualmente por desnutrición o en rechazo a los 173.183 casos de homicidio, 34.467 de desaparición forzada, 1.597 matanzas y el desplazamiento forzado masivo de 74.990 comunidades, entre otras atrocidades cometidas por los paramilitares entre el 2005 y el 2010 y en los que habrían participado 429 políticos, 381 miembros de las fuerzas de seguridad, 155 funcionarios civiles y 7.067 particulares.

* * *

El pasado 30 de enero circuló a través de diversos medios de comunicación, un video en el que aparecían tres uniformados asesinado de manera brutal a una perrita indefensa, y lo hacían por diversión. Las imágenes consiguieron lo que los escabrosos relatos de los paramilitares y los testimonios de miles de víctimas que desde hace más de tres décadas sufren el horror de la degradación de la guerra no lograron: sensibilizar a la sociedad.

Es comprensible que se despierte la ira y una profunda indignación al ser testigos de un hecho tan monstruoso y execrable. Un perrito es percibido como un ser indefenso, casi o más que un niño. Los animales domésticos están a merced de los humanos; casi que dependen de nosotros en su gran mayoría para poder sobrevivir y a veces entendemos nuestra responsabilidad como especie dominante en el planeta de velar por ellos y darles protección.

Los adultos en cambio se pueden defender, al menos eso se cree, pero también esta afirmación es relativa porque depende de las circunstancias, la fuerza y la cantidad. Muchas familias campesinas no se han podido defender ante la llegada de escuadrones de la muerte con metralletas, pistolas y motosierras dispuestos a cometer toda clase de actos aberrantes y en extremo crueles. Millones de personas en estado de indefensión han sido asesinadas en Colombia y ello no ha provocado ni siquiera algo cercano a la indignación.

¿Por qué? Porque la familiaridad con la muerte y la violencia nos ha anestesiado. Porque la extremada polarización política expresa intolerancia y anula en el contrario su condición humana. Porque el miedo a sufrir lo mismo, si se denuncia o se habla, paraliza. Porque el asunto de las víctimas no nos afecta ni nos toca directamente. ¿Por qué entonces la muerte de una perrita si nos afecta y sí nos toca? Porque nos toca el corazón. Porque esta perrita no tuvo opción de defensa frente a sus asesinos, porque fue torturada y liquidada por diversión, no en defensa personal y porque todos lo pudimos ver de modo explicito y claro a través de los canales de televisión. La imagen de dos hombres fuertes y jóvenes sometiendo al suplicio a una criatura indefensa causó repulsión y logró encender las fibras sensibles de una sociedad que dormita desde hace muchos años atrás.

Vimos la indefensión del animalito, su miedo, su agonía y su muerte, escuchamos las risas de los asesinos y algo nos sacudió por dentro; era un sentimiento de ira colectiva, de vergüenza humana y de dolorosa impotencia. Esa perrita no tuvo ni siquiera la opción de la defensa, el humano en cambio sí tiene opción de defensa frente a sus verdugos, que son además de su misma especie. Por eso el hecho ofende tanto.

Sin embargo, aquello de que los campesinos cuando escuchan las advertencias de peligro y se anuncia que algo fuerte va a suceder en el pueblo o la vereda que habitan, tienen la opción de quedarse y morir o de empacar y huir, o de armarse y responder con fuego, o a falta de fuerza pública que los defienda, de unirse y formar guerrillas, tampoco es tan cierto. La mayoría de ellos no tienen opción. Cuando se resisten a una huida presurosa y sin mayor provenir, son obligados a asumir la cruel realidad de la violencia y cuando toman las armas deben asumir la realidad de una guerra demencial que no eligieron. No así, ello no despierta la indignación del colectivo.

Ahora, ante la muerte de la perrita, la población rabiosa y enardecida, pide castigo ejemplar.

Unos siglos atrás la justicia se aplicaba de modo simétrico o retributivo. Al ladrón se le cortaba la mano, al que mentía le cortaban la lengua, se cortaban cabezas y se exponían en lugares públicos; las mujeres adulteras eran sentenciadas a muerte y al escarnio público, a doña Inés de Hinojosa la colgaron de un frondoso arrayán plantado frente a su casa por haber participado como autora intelectual en el asesinato de sus dos maridos. Si el daño era físico el castigo también lo era. Si un arquitecto construía una mala casa y el hijo del dueño moría a causa de ello, el hijo del arquitecto también debía morir. O a veces iba más allá y se recurría a la mutilación, de modo que si un hijo golpeaba al padre se le amputaba la mano.

En las Siete Partidas, cuerpo legislativo del siglo XII en Castilla, se establecía claramente que la finalidad de la pena era la retribución mediante el castigo y la prevención del delito mediante la intimidación. Entre las penas que imponía, de acuerdo a la gravedad del hecho, estaba la pena de muerte, la amputación de un miembro, trabajo o destierro perpetuo, cadena perpetua, infamia, azotes y heridas públicas y la exposición del cuerpo desnudo y untado de miel al aire libre para atraer abejas e insectos.

En América a los indios les quitaban las orejas y la nariz dejándolos para siempre marcados ante su comunidad, y al ladrón de gallinas lo paseaban con gallinas colgadas al cuello por la plaza mayor para someterlo a la vergüenza pública de ser un ladrón. Teatralizar el castigo en la plaza pública era una forma de censura social y moral (ver Vigilar y castigar de Michel Foucault y el ensayo De los delitos y las penas de Cesare Beccaria). Esta práctica se extendió hasta nuestros días, me imagino que aún sucede, no lo sé, pero lo presencie una vez, hace 15 o 20 años quizás, en un Carulla cuando un hombre de apariencia bastante humilde fue sorprendido robando y en castigo lo pasearon en círculo por todo el supermercado agarrado por el brazo de un guardia de seguridad, con la cabeza gacha y un letreo colgado en su pecho que decía: “Soy un ladrón de quesos”.

La vergüenza pública y las penas de muerte y tormento, sustentadas en buena medida en la ley del Talión como principio jurídico de la justicia retributiva fue superado en algunos países tiempo después -no en todos como en el caso de Pakistan donde aún se defiende como principio islámico- y se empezó a plantear la necesidad de impulsar reformas penales, de humanizar los castigos, abolir la tortura, garantizar la igualdad ante la Ley y la debida proporcionalidad entre el delito y la pena.
El Estado no podía actuar como victimario ni emular el comportamiento de los criminales. Debía situarse sobre ellos y actuar con los ojos vendados.

La justicia dejó entonces de intervenir sobre el cuerpo para asumir una posición reformadora, de modo que el infractor después de pagar por su delito, mediante el aislamiento y la reclusión, podía ser de nuevo reincorporado a la sociedad con la seguridad de que había aprendido la lección. En la teoría, por supuesto, sabemos que la realidad de la cárcel más que reformar enseña a delinquir.

Sin embargo, el castigo es necesario porque cumple o debe cumplir una función pedagógica y emite unos códigos de comportamiento al interior de una comunidad; pero es importante preguntarse qué tipo de castigo es el acertado y cuál pudiera despertar la conciencia sobre el mal causado y generar un genuino arrepentimiento con voluntad de enmienda. En varios países se eliminó la pena de muerte y la tortura, no en Estados Unidos, donde incluso ex presidente George W Bush admitió públicamente haber autorizado la tortura y la justificó. En ese país aún se piensa que es necesario intervenir el cuerpo y causar dolor, que el asesinato puede ser legal y que la función de los jueces es decretar quien merece vivir y quién no; todo sustentado en un maniqueo concepto del bien mayor, la supremacía del Estado y la búsqueda ante todo, del supuesto “bienestar de las mayorías”.

Ahora, frente al caso de la perrita asesinada, y por tratarse de un hecho brutal y premeditado, incluso cometido con alevosía al ser ejecutado contra un ser indefenso, es natural que se despierte la indignación; sin embargo, las manifestaciones de rechazo colectivo superan el mismo hecho, al menos de manera verbal, y llaman a combatir la violencia con la violencia y al criminal con la acción también criminal de la ciudadanía.

El video al parecer fue grabado en el 2009, pero hasta ahora se hizo público y por eso hasta ahora se producen las reacciones. El general de la Policía Nacional, Óscar Naranjo, en respuesta a las demandas de castigo que el hecho generó, se reunió con algunas asociaciones defensoras de los animales.

Ante varios medios declaró que este "es un episodio que nunca hubiera querido conocer y que no tiene sentido de ser". Luego reitero “el compromiso de la Policía Nacional con la protección de todas las formas de vida y la importancia de hacer valer la sensibilidad, el amor, el humanismo y el respeto como valores esenciales de la institución” . Los agentes que participaron en el crimen recibirán su castigo. El agente que aún hacía parte de la institución ya fue expulsado. Los otros posiblemente serán inhabilitados por cinco años para ejercer cargos públicos.

Está bien que se les castigue, pero con seriedad. Además la sanción debe contener un elemento reparador, de lo contrario no tiene efecto de justicia en términos de equidad y compensación. Estos bachilleres auxiliares que incurrieron en el delito deben asumir una labor que de cierto modo logre resarcir el daño causado. Porque además de la manera en la que cometieron el crimen, del cinismo y del hecho en sí, portaban el uniforme y representaban a una institución. Ello quiere decir que el daño tiene profundas connotaciones sociales que marcan la relación entre ciudadanos y autoridades.

Estos hombres deberían asumir una labor social en defensa de los animales. Quizás limpiando parques de excrementos de perros, limpiando lugares donde los perritos permanecen hacinados como en aquellos centros donde son llevados los recogidos de la calle. Deben aprender a valorar la vida animal. Su castigo tiene que incluir un acto que represente la defensa de la vida y la protección de los animales. También otro que signifique un aporte a su institución, como por ejemplo estudiar y dictar clases sobre el valor de la vida y el deber del policía de cuidarla y siempre garantizarla.

A través de la red social FB, se han creado 30 grupos o más, en los que se condena el hecho, pero muchos de sus miembros van más allá. Se habla de matar y torturar a los policías, se repite la palabra odio sin misericordia y algunos desean para los culpables una muerte similar o peor a la padecida por la perrita; quisieran verlos indefensos, esposados, golpeados, atados a una cuerda y halar de sus extremos para ver como lentamente se les escapa la vida, tal como sucedió con su víctima. Hablan de justicia exigiendo para los asesinos un acto de maltrato, violencia e injusticia.

Llama la atención, y preocupa reconocer los pocos avances que se han logrado en la conciencia de la humanidad. Aún esperamos asistir al circo de los leones; ser testigos del festín público del castigo del tormento y la pena de muerte impuestos ni siquiera por autoridades sino por la misma ciudadanía ciega y enardecida.

Algunos de los comentarios de estos buenos y sensibles ciudadanos, que repudian el maltrato animal, que viven y sueñan con un mejor país y que dicen defender la vida, expresan con total claridad lo lejos que estamos de convertirnos en una nación en paz, que privilegie la acción de la justicia y que respete y valore la vida en todas sus expresiones. Porque para justificar el crimen, existe gran cantidad de recursos, y del mismo modo como se mata a quien profesa una ideología diferente al régimen, como se ha justificado el exterminio de la UP y de otras fuerzas de izquierda en el país, así mismo a causa de este crimen, se llama a torturar a quien tortura y a matar a quien mata.

Algunos comentarios son los siguientes:

Nicolas Diaz: HIJUEPUTAS POLICIAS MALPARIDOS QUE SE MUERAN...
POLICIAS DE MIERDA QUE ALGUIEN MATE A ESOS HIJUEPUTAS DE LA MISMA FORMA.
MATARON ESTA INOCENTE Y POBRE PERRITA QUE LES HIZO LA PERRA HIJUEPUTAS ?.
EN LA MALA CON ESTOS HIJUEPUTAS. ME IMPORTA UN CULO ESTOS HIJUEPUTAS HAY QUE MATARLOS IGUAL.

Nicolas Díaz: POLICIAS LAMPARAS LAME CULOS. BRUTOS ATASCADOS. CHUPA PIPIS, PAYASOS HIJUEPUTAS.
Todos Contra Los Hp Policias Que Mataron Cruelmente a La Perrita Indefensa seeeee y muchísimo más
claro!° apuesto que no tienen las guebas pa hacerle lo mismo a un pandileero por que saben que tienen las de perder..

Pao Patiiño: Merecn lo peor del mundo!! Como esq no son capacs de imaginar el dolor q siente...

Didier Jhoan: ojala tuviera esa hp policias y hacerle lo mismo, para que sientan lo que la pobre perrita sintio; y no me interesaria pagar el resto de mi vida en una carcel, al menos, me daria por bien servido de haber matado a alguien que se podia defender, no como la pobre perrita. ¡NO AL MALTRATO ANIMAL!

BRAVOOOO HIJUEPUTAAA COMO NO PODES COJER LADRONES MATAS A UNA PERRITA "SOS UN HEROE"
Alejandro López Jiménez MALPARIDOS CERDOS OJALA LOS MATEN A PALA :@ HIJODEPUTAAAAS!
Todos Contra Los Hp Policias Que Mataron Cruelmente a La Perrita Indefensa sugieran la página amigos! que el mundo entero se de cuenta de la porqueria que hicieron estos bastardos.

Natalia Mariño Arango: asi no sea por manos de la justicia de este pais...van a pagar, como sea pero van a pagar...ojala su vida se vuelva un infierno, asi como lo q le hicieron vivir a esa perrita

Todos Contra Los Hp Policias Que Mataron Cruelmente a La Perrita Indefensa malditos culeros de mierda, también estoy en contra de los malditos toreros de mierda! torturadores! no son más que asesinos a sangre fría me parece increíble como alguien puede celebrar la tortura de un animal.

Jacobo Guerra Osorio: QUE LES HAGAN LOS MISMO PAR DE HPPTTAAASSSSS QUE PRIMERO LOS CCAPEN Y LE PONGAN A COMER LAS GUEBAS Y DES PUES LOS AOQUEN Y UN PALAZO POR MALPARIDOS!!!!!1
Todos Contra Los Hp Policias Que Mataron Cruelmente a La Perrita Indefensa y que los ahorquen como a la perrita, malditos!

Laüra Espinosa: Qué los torturen..... a pellizcos!!!

Entidad Epp: hijos de puta tan grandes mondrigos de mierdo espero q los viole un mandrilTodos Contra Los Hp Policias Que Mataron Cruelmente a La Perrita Indefensa no solamente la cárcel, que les arranquen los ojos, y los tiren vivos a un rio que los dejen casi muertos y que después los quemen vivos, que los saquen casi muertos y que les arranquen la piel, que los dejen en un desierto y se mueran..

Cindy Giraldo: Ojala cojieran esos #@~€¬#@~ y les hicieran lo mismo malpa...... q horror y esos son los q nos cuidan q porquería de seres humanos... malditos...
Danii Parra Alvarez MALDITOS ASQUEROSOS OJALA SE PUDRAN EN UNA CARCEL ELLOS SE MERECEN QUE LES HAGAN LOS QUE LE HICIERON A ESA POBRE PERRITA PERO EL TRIPLE MUCHOS ¡¡MADLITOS HP!!!

Jefferson Scarpeta: Rey malditos, como me gustria hacerles lo mismo, para que siente el dolor , pero eso es encochinaarse la manos con unos hps, pirobos de la mierda, ojala se mueran igual.

Ojitos Bonitos Anita: desgraciados asquerosos y se ríen lo malparidos ojala a ellos les hagan lo mismo los jalen y los torturen x lámparas pobrecita esa perrita uichhhhhhhh me siento impotente no poder hacer nd contra esos idiotas no meresen estar vivos hay es donde yo digo donde esta la justicia de este pais x q no les dan pena de muerte a todos esos infelices q no meresen estar vivos OJALA LOS MATEN X PERROS ASQUEROSOS

Jonatan Gonzalez: esos pirobooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo hijue PUTASSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS DE LA Mierda nacidos el la hijueputa churria de la mama la madre ke veo a esos hijueputas y no me contengo la madre que cojo lo primero que encuetre Y SE LO METO MOR EL CULO A ESOS reparipamputatumadre reparipamputatumadre reparipamputatumadre reparipamputatumadre reparipamputatumadre reparipamputatumadre reparipamputatumadre reparipamputatumadre reparipamputatumadre reparipamputatumadre reparipamputatumadre reparipamputatumadre reparipamputatumadre
Zonii Jimenezz huy q se metan con sus hp madres y no con un indefenso animalito piobos hp

Karen Fernanda Trujillo Morales: repudiemos a Misael Ruiz Quintero quien fue el torturador de esta perrita

Pili Diaz: mucho maldito .... ese es el que merece que lo torturen igual...los demas tambien por que es tan culpable el que lo hizo como los que vieron y solo rieron desgrasiados.

Juan Pablo Mosqquera Vargas: Q ESOS HIJUEPUTAS POLICIAS SE MUERA. MALPARIDOS Y HOJALA Q LOS TRATEN DE LA MISMA MANERA A LA Q TRATARON A ESA POBRE PERRITA. TOMBOS MARICONES Q SE PUDRAN ESOS DESGRACIADOS. HA COSTEÑOS TENIAN Q SER ESOS HIJUEPUTAS.

Zteebiithaan Maaldonadohh: MaaLPaaRiiDoZ Qee Zee KReeeeN GoNoRReeaaz MueeRaaNZeee Qeee LeeZ aaGaaN Too Lo Qee Laa PeeRRiiThaa ZuFRii Paa Qee eeiiioZ See DeeN KuueeNTaa
Sebas Marin Lopez malparidos higueputas matar al mejor amigo del hombre deveri dar carcel para toos los gonorreas que lo hagan donde los encuentre los lincho mijos malparidos ojala les agan eso por pirovos

AnDii Joya muchos triple hp----------------uch ke piedra.. son una mierda...... ojala los colgaran de la huevas...... malparidos,,,,, MUERTE A ESOS Hijos de puta...... pobre perrita ke pecado

Algunos de los grupos creaados en FB son:

Todos Contra Los Hp Policias Que Mataron Cruelmente a La Perrita Indefensa
A 136 personas les gusta esto.

Hp policias que mataron a la inofenciva perrita
A 887 personas les gusta esto.

Hps policias los que mataron la perrita
A 17 personas les gusta esto.

Yo tambn odio a los policias que mataron la perra :C
A 229 personas les gusta esto.

Repudio A Los Policias Que Mataron a la Perrita Indefensa
A 2.194 personas les gusta esto.

Justicia y Castigo a los policias que Torturaron y Mataron Perrita en Colom
71 miembros

LOS QUE ODIAMOS A LOS POLICIAS QUE MATARON LA PERRITA
26 miembros

justicia por la perrita y muerte para lo hp policias que la mataron
1 miembro

Castigo a los policias que mataron al perro
48 miembros

REPUDIAMOS A LOS POLICIAS QUE MATARON A LA PERRITA..

Odio a los policias que mataron la perrita
Malditos Policias que mataron a la perrita
A 75 personas les gusta esto.

CARCEL A LOS MALDITOS POLICIAS QUE MATARON LA PERRITA... QUE PODEMOS ESPERA
18 miembros

a La Chingada Con Los Policias Que mataron a La Perrita
8 miembros

A favor de los policias que mataron a ese maldito perro.
En contra de los policias que mataron a sangre fría un indefenso animal
A 8 personas les gusta esto.

los que odian a los hp policias que mataron a la pobre perrita
Los que odian a los pirobos policias que mataron la el perro
Los Que Queremos Que Sufran Esos Policias Que Mataron a La Perrita
A 16 personas les gusta esto.

Un mundo sin policías, es igual a tener vivos a los que mataron la perra.
104 miembros

que metan a la carcel a los hp policias que mataron a un indefenso perrito!
73 miembros

Exigimos una demanda contra los policías que apalearon y mataron al perrito
351 miembros
en contra de varios policías de que mataron cruelmente un animal

Que matten a los hpts policias q mataron a una perrita
12 miembros

que demanden a esos hps policias q mataron a el perro canallamente
17 miembros

Buenas personas que creen que los policias que mataron una perrita paguen
23 miembros

Odio a esos policias que mataron al pobre perrito
A 11 personas les gusta esto.

En Contra De Los Policías Que Mataron La Perrita
A 39 personas les gusta esto.

Odiamos a los Policías Que Mataron a Una Indefensa Perrita
A 80 personas les gusta esto.

// Imagen tomada de: www.ellosjamasloharian.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada