miércoles, 3 de noviembre de 2010

¿Hubo fraude electoral?



Serias dudas sobre legitimidad y transparencia en las elecciones presidenciales del pasado 30 de mayo empiezan a tomar cada vez más fuerza entre los ciudadanos.
Nunca antes en la historia del país, miles de ciudadanos se habían dado a la dispendiosa tarea de revisar los escrutinios electorales; de bajar los formularios E14, que por primera vez en elecciones presidenciales publica la Registraduría del Estado Civil, para compararlos con los resultados de los preconteos. Los resultados de esta iniciativa ciudadana revelan gran cantidad de anomalías.

A través de la red social Facebook, se crearon varios grupos en rechazo a los resultados electorales del pasado 30 de mayo. Muchos de ellos invitando a una manifestación pública, otros a acompañar varias iniciativas de tipo legal, como una demanda penal ante la Fiscalía General de la Nación y una acción de demanda electoral que será presentada la próxima semana ante el Consejo de Estado y otros a declarar la desobediencia civil. Otro grupo hizo un llamado para que diversas organizaciones nacionales e internacionales se convirtieran en receptoras de dichas denuncias, y según han informado, ya fueron enviadas a alguna oficina de la ONU, a la Procuraduría General de la Nación, y a la Misión de Observación Electoral, MOE.
Sin embargo, el grupo que más interés ha despertado y que aparece administrado por “ciudadano activo”, se llama ¿Cuál Primera vuelta?. En cuestión de días logró tramitar más de mil denuncias que fueron publicadas como fotos en las que aparece una imagen de los formularios E-14, (que son los que registran el conteo de votos de cada mesa por parte de los jurados) y los formatos de la Registraduría donde se escribe el preconteo de todos los votos, mesa por mesa. Este trabajo de contrastar ambos formatos, el mismo al que había llamado el portal la Silla Vacía, reveló serias inconsistencias en los conteos. Hoy este grupo de facebook reúne a 54.020 miembros.

Otros portales como elecciones transparentes también han hecho acopio de gran cantidad de denuncias, que incluyen desde suplantación de identidad, compra y venta de votos, presión al elector, indebida intervención de agentes de la policía sobre jurados y testigos, constreñimiento, alteración de urnas, publicidad política en la mesa de votación, participación indebida de funcionarios públicos, entre otras.
Todas estas denuncias que se viene realizando vía internet, si bien no son del todo concluyentes para demostrar un fraude electoral masivo, sí se constituyen en un aporte muy valioso que ameritaría el inicio de serias investigaciones porque claramente se sucedieron hechos anómalos. Estas denuncias masivas también nos revelan que la sociedad colombiana está despertando. Es la primera vez en la historia electoral de Colombia que la ciudadanía, por iniciativa propia, decide investigar y asumir la labor de revisar uno a uno los conteos electorales. Es la primera vez que tan masivamente buena parte de la sociedad colombiana se atreve a denunciar que las elecciones del 30 de mayo no fueron transparentes.

Ha sido tal el impacto que está produciendo este trabajo ciudadano, que ya la Registraduría Nacional del Estado Civil, el Consejo Nacional Electoral, y los principales medios del país se han pronunciado sobre el tema.

La RNEC desestimó las denuncias y declaró que no tenían ninguna validez por cuanto lo decisivo para el escrutinio final son los formularios E14 y no los formatos de preconteo, pues estos últimos son producto de transmisiones voz a voz, la mayoría de las veces por teléfono. Sin embargo, no deja de ser inquietante que las inconsistencias entre unos y otros sean tan marcadas y que en muchos, este error de “escucha, atención o letra” permita desfases de más de 100 votos.

“Los jurados de votación en las mesas entregan un papel con códigos (no aparecen los nombres de los candidatos) y el número de votos correspondiente a cada código, a unos “patinadores”. Ellos los transmiten a la empresa que contrató la Registraduría, UNE, por vía telefónica, y los datos son luego consolidados centralmente para emitir los boletines. Como los datos se transmiten vía telefónica es factible que se cometan errores. Por ejemplo, la persona al otro lado del call center puede entender “2” en vez de “12”, en el proceso de dictado” . Podría ser. Lo que no es lógico es que suceda tanto, que la mayoría de esos errores beneficien a un sólo candidato y que la alteración en el sistema de entrega de información permita confundir un 12 con 98, o un 3 con un 126.

“Para la Registraduría es normal que existan estas diferencias entre el formulario y lo que aparece en la página web para el preconteo pero no son diferencias tan grandes, según afirma, en lo que ha podido constatar el proceso de escrutinio que realiza el Consejo Nacional Electoral. “La comparación entre la información del preconteo de la Primera Vuelta Presidencial y el resultado de los escrutinios generales arroja que las diferencias tanto por mayor o por menor cantidad de votos para todos los candidatos, los votos nulos y las tarjetas no marcadas, equivalen al 0,68% de los datos divulgados el 30 de mayo”, dijo la Registraduría en un comunicado oficial

El Consejo Nacional Electoral declaró algo similar pero incurrió en varias contradicciones. Por un lado afirmó haber avalado los resultados del preconteo entregados por la Registraduría Nacional del Estado Civil en la primera vuelta presidencial, ratificando una diferencia entre Santos y Mockus 3'667.821. Pero luego dijo que el preconteo no era valido. ¿Acaso no es producto del preconteo como se cantó victoria y se dieron los resultados el 30 de mayo, dos horas después de haberse cerrado las mesas de votación? ¿A veces es válido y otras no?
La presidenta del Consejo, la magistrada Adelina Covo, dijo que desde el lunes 31 de mayo al 5 de junio (fecha de los escrutinios) no se presentó una sola queja de fraude en las elecciones presidenciales. Sin embargo, en páginas como Vote bien, Transparencia Electoral o la Silla vacía, incluso por Twitter, ya circulaba gran cantidad de denuncias desde el mismo día de las elecciones.

“En rueda de prensa, Covo manifestó que no se puede comparar el preconteo con los formularios E-14. "El preconteo es una información que no es válida para efectos del escrutinio pues no es oficial (…) se da el día de las elecciones para informar lo que ocurrió en el día de las elecciones", explicó. ¿Entonces a partir de qué información se afirmó que Santos había ganado? Además, señaló que la diferencia entre el preconteo y los escrutinios son algo más del 1%, lo que demuestra la transparencia del proceso”

Por su parte la Misión de Observación Electoral, MOE, emitió ayer un comunicado en el que afirma que durante la primera vuelta presidencial no se encontraron indicios de fraude.

“Tras una verificación de la votación en 1.200 mesas, la MOE señaló que el margen de diferencia entre el pre-conteo y los formularios E-14, no supera el 1% de la votación. La directora de la MOE, Alejandra Barrios, dijo que esta cifra no es significativa y no representa algún indicio de ilegalidad en la primera vuelta de las presidenciales. "Hasta este momento no se ha encontrado ningún indicio de fraude sistemático", manifestó Barrios”

No obstante, la ciudadanía no está conforme con estas explicaciones y persiste en su empeño de demostrar que en efecto se produjo un fraude masivo. Incluso el martes 8 de junio corrieron varios alertas en la web según las cuales se estaban eliminando varios formularios E14, muchos después de haber sido encontrados y publicados aparecían luego en la página de la Registraduría como “MESA NO REPORTADA”. ¿Si no estaba reportada de dónde surgía el formato de preconteo?. Hacia la media noche la situación en la página de la RNEC empezó a normalizarse, pero ello en vez de calmar los ánimos, aumentó las dudas, como era de esperarse.

No todo ha sido explicado satisfactoriamente por las autoridades; y contrario a lo que afirma la MOE y los organismos del Estado, si existen serios indicios sobre alteración voluntaria en el conteo de los votos.

“Existen casos, en los que podría haber dudas sobre la manipulación de los jurados antes de entregar el desprendible con los códigos a los patinadores. Por ejemplo, en la mesa 1 del puesto de votación Colegio INEM José Eustacio Rivera en Leticia, Amazonas, el formulario dice claramente que el candidato de la U Juan Manuel Santos obtuvo 0 votos, pero en el desprendible aparece con 71 votos, y este dato es el que luego aparece en el preconteo de la Registraduría”.

En la página FB del grupo ¿Cuál Primera vuelta? Aparecen 1410 fotos similares a las anteriores. En otro portal reciente, http://garcete.cavorite.com/, se está llamando a los ciudadanos para que organizadamente revisen los formularios y corroboren los que se les envían por correo, con la esperanza de cubrir todo el territorio nacional y también los puestos de votación en el exterior antes de dos meses.

Otras denuncias que están circulando masivamente por la red se refieren a la realización del fraude electrónico, algo similar pero más sofisticado, a lo que el ex jede de informática del Das había explicado a Noticias Uno, sobre el fraude que se realizó en la costa Caribe hace 8 años .
UNA HIPÓTESIS SOBRE CÓMO SE HIZO EL FRAUDE

También por la red social, aparece un nuevo texto, sin identidad u origen claro, según el cual el fraude fue masivo y contó con el apoyo de la policía y funcionarios de la Registraduría nacional.

El texto completo dice lo siguiente:

“Soy una persona encargada las redes de inteligencia de la Policía Nacional. Estoy en la obligación cívica de informar al pueblo colombiano lo que pasó en las elecciones, todo fue un montaje orquestado y calculado por Santos, el general naranjo varios de sus subalternos y funcionarios de la Registraduría y hackers especializados: TODO FUE UN FRAUDE!!!!! miren por qué:

Varios miles de Urnas de votos fueron “desaparecidas”; en esta ocasión el comando “COPERS” (Comando de Operaciones Especiales) de la PONAL (Policía Nacional). Hacia las 14:30 Horas recibieron en la llamada operación “Titanio 4″ en la cual, aduciendo protocolos de seguridad, ellos terminarían de realizar las verificaciones correspondientes con el aval del personal de la Registraduría; se DESTRUYERON MUCHISIMAS URNAS , (en realidad esto nunca paso pues las urnas fueron “reemplazadas ”) se introdujeron urnas con votos, sin contar con que ya algunos programadores de software contratados habían alterado el software de transmisión de datos en donde por cada voto para el señor candidato Mockus se generaba automáticamente uno para el señor candidato Juan Manuel Santos, es decir un voto por el señor Mockus generaba 1 voto virtual para el señor Santos. No puedo y no voy a denunciar esto porque no quiero que le pase nada a mi familia ni a mi hijitas, que cómo lo sé, digamos que tengo un familiar ex policía, así que tengo un sistema de escucha sobre los sistemas de radiocomunicaciones de la policía, canales “públicos” y canales “privados” y en total tengo, perdón tenemos “CHUZADAS” las redes de comunicaciones de la policía y los servidores AFIS, al igual que estimo yo la mitad de los hackers en este país que también tiene la misma información pero por temor a sus vidas o a sus familias no hablan ni denuncian, si me preguntan si grabe estas conversaciones SI pero la verdad no sirven de nada porque sólo hablan de la “Operación Titanio” para proteger las votaciones y dicen que recojan esos paquetes muchachos y procedan con lo indicado pues espero su colaboración para proteger la democracia esto creo yo es igual o peor a lo del Das pero no se si el das o las FFMM participaron, si me quieren creer o no es problema de ustedes yo solo les confirmo como se realizaron los fraudes.

Resumiendo recogieron algunas urnas estimo yo un 30 % de urnas las quemaron y luego las reemplazaron por unas urnas “prefabricadas que ya tenían los policías, no fue necesario comprar testigos electorales, pues ellos consignaban los datos fidedignamente, pero esto no paso con el sistema de trasmisión que en realidad era un troyano incrustado con una backdoor quien genero este conteo, las compras de votos y eso, fue solo una pantalla para desviar la atención de la gente , no me creen calculen el número de votantes y multiplíquenlo por $10.000 si fuera mínimo un millón de votantes, serian 10.000.000.000 $ , por mas marica que sea el señor Santos no va a pagar esa cantidad para ganar la compra de votos; fue sólo una pantalla de humo para distraer a los que quisieran vigilar el fraude, el verdadero fraude se planeó en esta ocasión no con el DAS sino con la policía; me imagino yo pues no me consta en cabeza del señor Óscar Naranjo; vi por ahí pero no se si se dieron cuenta de que el “abstencionismo fue del 52 %; esto no es cierto, el abstencionismo fue del 35 % , pero se deshicieron de mas urnas de las que pudieron reemplazar y por eso aparecieron este grado tan alto de abstencionismo.

ESPERAMOS QUE CON ESTO LES QUEDE CLARO COMO FUE EL FRAUDE ELECTRONICO POLICIAL QUE SE REALIZO EL DIA DE HOY AUNQUE LA FORMA MAS FACIL DE DESCUBRIRLO ES EN EL ERROR DE LOS SEÑORES DE BOINA CONTANDO EL NUMERO DE VOTANTES QUE ASISTIERON Y EL NUMERO DE VOTOS CONTADOS ASI SE DARAN CUENTA DEL FRAUDE, HABRA MENOS VOTOS CONTADOS QUE REGISTROS DE ASISTENCIA DE VOTANTES APROX UN 15 % ESE 15 % SE LO PUEDEN AGRADECER A LOS MUCHACHOS DE BOINA VERDE”

Otra denuncia, algo más velada pero que deja serias inquietudes es la siguiente:

“¿Y si de sorpresa saltara la liebre de un eventual fraude electrónico el 30-05-10?
¿Y si de pronto los tecnólogos y científicos de la ola posmoderna hicieran visible la forma en que un código "tri" fue conectado al sistema informático electoral?
¿Y si se supiera que el "tri" consiste en que a cada 50 votos por JMS el código le adiciona tres y le resta tres a AMS? ¿Y si se supiera que la reunión con D B (Daniel Bohórquez)-el dirigente Sindical de la Registraduría- fue precedida por una más secreta todavía con A P H (Alfonso Portela Herrán), el "Registrador Delegado para asuntos electorales", que fungió en el 2002 como instructor electoral de la campaña del candidato AUV?
¿Y si se supiera que JJR estuvo en la oficina de informática de la RNEC una semana antes de las elecciones después de las 7 de la noche?
¿Y si se supiera que don Víctor Carranza -zar de las esmeraldas- habría financiado con dinero efectivo la campaña y el fraude electrónico? ¿Usted qué diría? ¿No encontraría que las encuestas si estuvieron científicamente desarrolladas?”

LAS NORMAS SON PARA LOS DE RUANA

La Ley 30 de 1994 y la Ley 163 de 1994, prohíben cualquier tipo de propaganda política durante el día de las elecciones, sin ninguna excepción. En Bogotá, la señora Clemencia de Santos, esposa del candidato Juan Manuel Santos llegó a la mesa de votación con una camiseta blanca que decía “Yo voto por mi marido; Juan Manuel Santos, partido de la U, y el logo de esa colectividad. Nadie le impidió el ingreso al puesto de votación, ni las autoridades le llamaron la atención por pretender desconocer las reglas impuestas bastante recordadas durante las últimas horas por las Registraduría Nacional del Estado Civil.

Hija de Juan Manuel Santos en la mesa de votación. Clemencia de Santos ejerciendo su derecho a votar mientras burla las disposiciones legales en el día electoral.
Nota: En Holanda acaba de prohibirse el sistema de conteo electrónico y se regresa al manual. Por algo será.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada